Sin margen de error, Regatas debe ganarle a Instituto para seguir “vivo”

Después de las dos derrotas en Córdoba y una racha adversa de 10 partidos sin poder cantar victoria, el equipo del parque Mitre intentará cambiar la cara como local.

0
12

Un triunfo para curar heridas. Al menos una victoria para extender la definición de los octavos de final de la Liga Nacional de Básquetbol a un cuarto encuentro. Regatas no tiene margen de error porque Instituto se adelantó 2-0 en la serie, que se resuelve al mejor de cinco.
Con esa premisa, de ganar o ganar, saldrá el equipo del parque Mitre a su estadio José Jorge Contte, donde a partir de las 21:30 arbitrarán las acciones Oscar Brítez, Rodrigo Castillo y Gustavo D’Anna.
El conjunto de la “gloria” cordobesa mostró fortaleza en el estadio Ángel Sandrín para ganar los dos primeros: 81-79 y 88-68, respectivamente.
De este modo, Instituto se aseguró la ventaja de localía y cuenta con triple “match point” a su favor. Es decir que, de no conseguir hoy un buen resultado, tendrá otra chance el martes de clasificar a cuartos de final. Mientras que un eventual desempate sería en suelo cordobés, el próximo martes 15.
Asimismo, confirmó la tendencia favorable ante Regatas, ya que le ganó en las seis oportunidades que lo enfrentó esta temporada (además de los dos mencionados, también festejó en el par de choques por la etapa regular de la LNB y los ida y vuelta por el Súper 20).

Regatas llegó a la postemporada en franco descenso, al punto que acumula diez derrotas consecutivas, lo que representa su peor racha desde que compite en la elite (en la temporada 2015/16 llegó a un antecedente adverso de 9 juegos).
En el primer cotejo muy cerca estuvo Regatas de dar el zarpazo en la “Docta”. Incluso, en el marco de un desarrollo extremadamente equilibrado, dispuso de la última posesión para intentar quedarse con la victoria. Pero murió en el intento y esto le quitó reservas anímicas para el juego 2, en el que directamente no tuvo chances de aspirar al éxito.
Viene siendo decisivo en la serie, como sucedió a lo largo de la temporada, el poder ofensivo de Dwayne Davis (promedió 20 puntos en los dos cotejos iniciales) y también resulta clave el aporte desde la banca de Luciano González, dos referencias para contrarrestar.
El último triunfo “remero” se dio el 6 de abril, cuando derrotó nada menos que al bicampeón reinante San Lorenzo, como local por 78-66, una noche en la que debutó el base español Carlos Cabezas.
Sin embargo, Regatas tiene un plantel de hombres con personalidad, que bien pueden afrontar el compromiso sin que les tiemblen las manos, más con el apoyo incondicional del “sexto hombre”, que seguramente acompañará hoy en buen número.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here