Intratable

River se quedó merecidamente con el clásico ante San Lorenzo: 2-0 con goles de Fernández y Borré. Sacó 25 de los últimos 27 puntos y, solamente por dos, no pudo entrar a la próxima Libertadores.

0
9

River terminó la Superliga de una manera que ilusiona para lo que viene. Porque es verdad que no pudo entrar a la Libertadores del año próximo (le faltaron dos puntos; le alcanzó para la Sudamericana), pero la remontada que consiguió en los últimos meses fue muy buena. Así, se quedó con el clásico por 2-0 ante San Lorenzo en el Monumental, logrando 25 de los últimos 27 puntos en juego. 

El equipo de Gallardo fue justo ganador del partido, porque tuvo la iniciativa desde el minuto inicial ante un Ciclón (ya en la próxima Libertadores) que se fue replegando con el correr de los minutos. Saracchi en el travesaño y Scocco a un palo habían sido las chances más claras del local en el PT. Y lo justificó recién en el segundo ante un visitante muy retrasado: jugada individual del luchador Pratto para asistir a Nacho Fernández, que le voló el arco al pibe Devecchi. 

Tras el primer sopapo, el elenco de Biaggio atacó a River. Se despertó, pero apareció otra vez el salvador Armani para taparle un enorme cabezazo a Reniero en la chance más concreta del Cuervo. Y a poco para el final, cuando el Ciclón insistía y el Millo no era tan claro, seguramente cansado por el desgaste desde el inicio, Borré la metió de rebote para liquidar la historia en Núñez.

Los aplausos de la gente para el Muñeco y los jugadores son el gran agradecimiento por un sprint final que mejoró la cara en el torneo (había estado 21º) y, sin dudas, por la Copa ganada ante Boca y el acceso a los octavos de final de la actual Libertadores. Invicto desde hace 16 partidos, el futuro pinta prometedor para River de cara al semestre próximo.

 

Fuente ole

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here